-¿De vuelta al Bar eh? ¿O es tu primera vez por aquí?, En cualquier caso recuerda:
El Bar Scumm (foro) es donde los piratillas (fans del point & click) y usuarios de la Web de aventuras http://MoreMonkeyIsland.es.tl nos reunimos para hablar sobre las novedades del género aventurero, participar en concursos, hacer (y leer) reviews y en general pasar buenos ratos entre personas con los mismos gustos. Siéntate, toma el Grog que quieras y vigila tus modales (y tus espaldas). ¡Bienvenid@!-
(¡¡Lee las normas del foro y del concurso para no cometer errores!!)



 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Penumbra: Reflexión sobre la obsesión (análisis)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Patrin
Morero
avatar


MensajeTema: Penumbra: Reflexión sobre la obsesión (análisis)   Mar Feb 10, 2009 7:13 am



Sólo pensar que era el proyecto de fin de carrera de cuatro estudiantes, que fueron capaces de crear una obra que casi comienza a ser de culto en el género, me hace sentir la emoción del que ve por primera vez el rostro de la Gioconda. Ese rostro que el maestro de maestros pintó para que el mundo no se olvidara jamás de su grandeza como creador. De su talento. De su ingenio…

Antes de comenzar a diseccionar la historia de Penumbra quiero puntualizar que, en realidad, sólo debería hablar de las dos primeras: Overture y Black Plague, pues si bien es cierto que han hecho una tercera parte llamada Réquiem, y que bien podrían habérsela ahorrado con tan solo haber estirado un poco más la segunda parte, Black Plague, todo habría acabado de modo sublime, pero como en principio fue concebida como trilogía, que luego se frustró, y la historia terminó de malas maneras en Black Plague, tuvieron que sacar una especie de “expansión” para explicarnos el final de la historia. Que ahora sí queda claro, y que final de historia ¡magnífico! En lo que a narración se refiere, que no en cuanto al juego (no es más que un pasa puzzles). En fin, fue una manera de sacarnos 10 dólares más para conocer el final.

La saga Penumbra nos alumbra la mente y nos advierte de los peligros de la obsesión, de cualquier obsesión. En este caso es la de Philip por encontrar a su progenitor, desaparecido 30 años atrás en los glaciares de Groenlandia, en las profundidades de una mina laberíntica, donde Philip comenzará a perder la razón, la noción del bien y del mal, del tiempo, en suma, y le lleva hasta el extremo de convertirse en un despojo humano de lo que antes fuera un ser perfectamente equilibrado con una vida normal. Philip, en su irracional y frenética búsqueda de su padre, se convierte en victima de la obsesión y la esquizofrenia. Desde el mismo momento que comienza la andadura de Philip en las profundidades de un lugar misterioso, una mina experimental que acaba con todo lo racional, este sólo es capaz de seguir un camino que siempre va en la misma dirección: la paranoia y la demencia. La obsesión convertida en sin razón de una razón inexistente.

La serie cojea y hace aguas en algunos apartados (lo que no le impide ser una enorme creación). Del mismo modo que tuvieron que hacer la expansión para que supiéramos el final de la historia, deberían haber hecho una introducción para explicarnos por qué tras tantos años después de la desaparición de una persona lleva a otra al extremo de lo absurdo, abandonando a su propia familia por una demencial sugestión que desemboca en la más trágica y obsesiva paranoia. Preguntas que se hace el jugador antes, durante y al final de las dos primeras entregas. Sólo al final de la tercera (la expansión) terminamos comprendiendo a Philip. Del final deducimos el principio de degradación de la mente de un ser racional. Pero, amigo, esta es la esencia del juego, si estos aditamentos hubiesen sido conocidos desde el principio por el jugador, la historia no habría superado el aprobado, de este modo ha conseguido un sobresaliente. Esa es la diferencia entre tener una historia y saberla contar de forma que el espectador –jugador en nuestro caso- esté cuestionándose durante todo el tiempo, buscando una razón donde no la hay. Repito la palabra ¡Sublime!

Un hombre normal abandona su familia y el mundo real para sumergirse en un mundo irreal, en un viaje sin retorno, para enfrentarse a lobos, arañas, infectados, gusanos etc. y su vida cambia radicalmente. Una sola acción determina el cambio: una escotilla que da acceso a una mina abandonada perdida en medio de la nada.

Y aquí comienza la verdadera andadura de esta apasionante aventura. Una aventura que ha sabido hacer de la física la base del juego. Ello llevado al ratón de nuestro ordenador, obligando al jugador a hacer gestos y movimientos como si de la realidad misma se tratara lo convierte en un algo especial por simple y bien pensado. Cierto que lo que va bien para unas cosas va mal para otras, por ejemplo, cuando tenemos que manipular objetos como cajas, tablones, palancas, interruptores y demás, éste funcionamiento es perfecto, además de darnos un montón de posibilidades de manejo que van desde el simple arrastre de la cosa, a cogerla y voltearla por los aires para hacer que podamos trasladarla a una altura superior que de otro modo no podríamos hacer. Pero cuando tenemos que usar herramientas de defensa, picos, martillos y otros el movimiento es tosco y nos obliga a sufrir innecesariamente la frustración de la repetición del hecho una y otra vez hasta acabar con el enemigo, aunque dicho enemigo tenga una IA bajísima. Claro que, por otro lado, se nos da la opción de burlar al enemigo sin tener que pelear contra él, ya que, debido a su escasa IA, burlar a estos pequeños enemigos es coser y cantar.

Pero no reflexiono sobre la forma de jugar, esto no es un review o un preview, es una simple disección de lo que a mí, personalmente, me ha parecido una saga que estamos obligados a jugar aquellos amantes del terror psicológico, ambiente oprimente, inmersión inmediata, con más cualidades que defectos, pues se impone la narración por encima de los fallos del 3D en el diseño, la empatía con el personaje principal y el secundario, al que no vemos jamás, es sólo producto de nuestra imaginación y nos hace de guía durante todo el tiempo, nos aconseja, nos habla y nos hace seguir para tratar de salvarle de una muerta segura.

Nunca antes había disfrutado tanto de una saga de significado psicológico como lo he hecho en esta llegando, incluso, a pasar verdadera angustia a la par que el personaje, como si fuese yo misma quien estuviera ahí adentro perdida en ese laberinto subterráneo de túneles y habitaciones habitado por seres que están dispuestos a acabar conmigo en cualquier descuido, tratando de salvar el pellejo a un ser que ha sido victima de la pérdida de la razón, por obsesión, y viendo como a pesar de mis esfuerzos por tratar de ayudar a recuperar el equilibrio mental de mi amigo Philip, me quedo desconsolada al conocer su final. Majestuosa. Imprescindible para amantes del juego de la psiquis y el ambiente opresivo psicológico. Lo dicho, una pequeña joya, desde mi punto de vista, claro.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.guiaspat.com/
 
Penumbra: Reflexión sobre la obsesión (análisis)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» EJERCICIO VOLUNTARIO SOBRE LA CELESTINA
» Para una reflexión sobre la condición social del guerrero contemporáneo. ZUZUZU
» REFLEXIÓN SOBRE LAS MEDICACIONES
» Reflexiones sobre la intimidad
» Reflexión y pensamiento sobre el medio ambiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: CRÓNICAS :: -Análisis/reviews--
Cambiar a: